Remedios naturales para dormir bien

No dormir bien por las noches trae consigo muchas consecuencias negativas que afectarán a tu día a día. Muchas personas optan por acudir al médico para que les receten fármacos para conciliar el sueño. Sin embargo, otras prefieren elegir remedios naturales para dormir. Hoy te hablamos de algunos de esos remedios, así como de otros consejos que pueden ayudarte en tu descanso.

Remedios naturales para dormir: consejos y métodos caseros

¿Otra noche más dando vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño? Según investigaciones de la Sociedad Española de Neurología, un 30% de la población española padece insomnio.

Eso significa que 1 de cada 5 personas en España tiene dificultades importantes para dormir. Por ello, creemos que es esencial conocer las consecuencias de la falta de descanso, así como algunas posibles soluciones naturales.

¿Qué es el sueño?

El sueño se trata de un proceso biológico complejo que ayuda a la persona a mantenerse saludable, procesar información nueva y sentirse descansada.

Consta de cinco fases diferentes (etapa 1, 2, 3, 4 y sueños de movimientos oculares rápidos, la Fase MOR o REM).

En cada etapa suceden cosas distintas, pero en definitiva, dichas etapas facilitan:

  • Descansar nuestro corazón y sistema vascular.
  • Descansar y coger energía.
  • Hacer reflexiones y asimilar información.
  • Liberar hormonas.
  • Evitar enfermar o mejorar cuando se está enfermo al crear citoquinas.

¿Qué es el sueño?

¿Cuánto necesitamos dormir?

La cantidad de sueño que cada persona necesita va a depender de diversos factores, entre los cuales se incluye la edad, el estado de salud o el estilo de vida.

De manera general, las recomendaciones de descanso son:

  • Para recién nacidos unas 16-18 horas al día.
  • Los niños en edad preescolar deberán dormir entra 11-12 horas al día.
  • Niños en edad escolar tienen que dormir como mínimo 10 horas diarias.
  • Los adolescentes deberían descansar entre 9-10 horas al día.
  • Los adultos, incluyendo a los mayores, unas 7-8 horas diarias.

Es por ello que cuando no logramos alcanzar esas horas de descanso porque cuesta coger el sueño, muchas personas deciden empezar a tomar algo natural para dormir.

¿Qué es el insomnio?

El insomnio consiste en un trastorno del sueño que hace muy complicado quedarse dormido o mantenerse dormido durante la noche. También es el causante de que despiertes muy temprano y no puedas volver a dormir.

Por ese motivo, las personas que lo padecen duermen muy poco y su sueño es de mala calidad.

Se pueden dar dos tipos de insomnio:

  • El de corta duración dura tan solo unos días o semanas.
  • El crónico, que es cuando los problemas para conciliar el sueño se presentan 3 o más veces a la semana durante unos 3 meses como mínimo.

¿Por qué no logramos dormir bien?

Hay muchos motivos que nos quitan el sueño. Entre los más comunes se pueden encontrar.

  • El estrés.
  • Los eventos traumáticos.
  • Algunas enfermedades, como pueden ser la ansiedad, el párkinson o el hipertiroidismo.
  • Cambios de horarios producidos por rotación en turnos de trabajo o viajes largos.
  • Algunos medicamentos, como ciertos antidepresivos.
  • Malos hábitos del sueño, como hacer actividades muy estimulantes antes de dormir o tener horarios muy irregulares para levantarse o acostarse.
  • Consumir alcohol, cafeína o nicotina.

¿Qué es el insomnio?

Consecuencias de no dormir bien

Cada persona tiene unas necesidades de sueño distintas, pero, como hemos dicho, en general, los adultos necesitamos descansar entre 7 y 8 horas al día. Cuando no se duerme bien ni lo suficiente, nuestro bienestar mental y físico se verá afectado de diferentes maneras.

  • La concentración se verá dificultada, complicando aprender, recordar o prestar atención.
  • El cansancio y el sueño estarán presentes durante el día.
  • Los reflejos disminuyen, por lo que es más peligroso conducir, por ejemplo.
  • El rendimiento en los estudios y el trabajo empeorará.
  • La persona se sentirá deprimida y estará más irritable.

Además, a largo plazo, se pueden dar otras consecuencias muchísimo más graves:

  • Se pueden dar trastornos mentales como a depresión o la ansiedad.
  • Hay más posibilidades de padecer enfermedades crónicas, como hipertensión arterial, ciertas enfemedades del corazón o diabetes tipo 2.
  • Dormir poco puede hacerte ganar peso, incluso llegar a la obesidad. Esto es porque el apetito aumenta cuando no duermes, ya que se altera el equilibrio entre dos hormonas que regulan el hambre, la grelina y la leptina.
  • La falta de sueño puede afectar a tu sistema inmunitario, por lo que es más fácil contraer infecciones.

Por todo ello, comenzar por elegir remedios caseros para descansar y dormir bien es un primer paso importante.

Consecuencias de no dormir bien

Remedios naturales para dormir bien

No se puede poner una fecha de inicio que indique cuándo se comenzaron a utilizar los remedios naturales para dormir. La cuestión es que si se vienen utilizando desde hacer siglos, será porque confiamos en su efectividad.

Evidentemente, no todos funcionan al mismo nivel en todas las personas. Cada una deberá probar y quedarse con aquel que le resulte más útil. Lo bueno es que si decides tomar algo natural para dormir, son muchas las opciones entre las que elegir. Aquí encontrarás algunas de las más habituales.

Zumo de cereza natural

La cereza funciona como reguladora natural de melatonina, es decir, la hormona que induce al sueño.

Por ello, hacerte un zumo con esta fruta puede ayudarte a conciliar el descanso.

Infusión de valeriana o lúpulo

Estas dos plantas son las más aconsejadas por la Sociedad Española del Sueño para dormir bien.

Son bastante eficaces contra el insomnio ocasional por sus características. La valeriana cuenta con propiedades relajantes y el lúpulo posee estróbilos que ayudan a concebir mucho mejor el sueño.

Basta con realizar una infusión con la planta que elijas, hirviendo agua y añadiendo una cucharada de la planta escogida.

Mejores Remedios naturales para dormir bien

Té de hierbabuena

La hierbabuena es otra planta que posee propiedades relajantes, por lo que preparar un té de ella puede ser considerado como otro de los remedios naturales para dormir bien.

Simplemente, habrá que calentar el agua, añadir la hierba y dejar reposar durante unos minutos.

Combinación de miel y vinagre

Sí, parece una mezcla un poco extraña, pero es uno de los remedios caseros para descansar y dormir bien más utilizados.

Al ingerir ambos elementos se producirá un incremento de melatonina y serotonina.

Para ello, se recomienda añadir una cucharada de miel y dos de vinagre de manzana en una taza de agua tibia. Lo aconsejable es consumir la mezcla una hora antes de irte a dormir para que vaya haciendo efecto.

Infusión de naranjo

Las hojas de naranjo pueden ayudar a liberarnos del estrés. Por ello, si tu falta de sueño se debe a ese problema, este puede ser tu remedio.

Calienta agua y añade las hojas de naranjo y un poco de azúcar. Deja que repose la mezcla y listo.

Té de lechuga silvestre

La lechuga silvestre tiene propiedades que favorecen la relajación y también antioxidantes. Por ello, se ha convertido en un método casero muy utilizado.

Para prepararlo hay que trocear tres hojas de lechuga y meterlas en una taza de agua. Cuando ya estén en ebullición se dejan 10 minutos en reposo. Luego, puedes colar el líquido y tomarte el té antes de irte a la cama.

Infusión de camomila (manzanilla)

Hay estudios que sugieren que el té de manzanilla ayuda a dormir más rápido y despertarse menos durante la noche.

Esto se debe a que la manzanilla posee un antioxidante, la apigenina, que puede unirse a los receptores de nuestro cerebro y estos, a su vez, ayudan a reducir el insomnio.

Tomar algo natural para dormir

Impregnar la almohada o sábanas con aromas naturales

Otro tipo de remedio casero para dormir que no es consumible es la impregnación de la almohada o ropa de cama con aromas naturales. Por ejemplo, una gota de aceite de lavanda.

Baño relajante

Muchas veces pensamos en remedios naturales para dormir únicamente en aquellos que nos llevamos a la boca.

Sin embargo, no hay que obviar otros remedios caseros tan simples, pero efectivos, como son darte un baño durante 10 o 15 minutos con agua tibia.

Con ello, el sistema nervioso se consigue relajar, lo cual es muy beneficioso para descansar.

Suplementos naturales que inducen al sueño

La medicina natural ofrece muchísimos suplementos naturales en forma de comprimidos, polvos u otros formatos que favorecen la conciliación del sueño.

Además, al tratarse de elementos naturales no tienen los efectos secundarios que podrían tener los somníferos. Por este motivo, además, queremos recordarte la importancia de no automedicarte sin supervisión médica, incluso si antes ya has tomado ese tipo de fármacos.

Algunos de los suplementos naturales que puedes elegir para dormir bien son:

  • El sango coral. Es un coral marino que posee una composición mineral completa que facilita encontrar el equilibrio en los ciclos del sueño.
  • Vitaminas del complejo B.
  • Triptófano y 5-HTP.
  • Plantas con efectos somníferos y tranquilizantes: espino blanco, amapola de California, melisa, pasiflora, tila, manzanilla, trébol rojo, además de la valeriana y el lúpulo.

Prácticas caseras para dormir bien

Ahora que ya hemos visto algunos de remedios naturales para dormir, te vamos a recordar algunas prácticas que también te pueden ayudar a conciliar mejor el sueño.

Prácticas caseras para dormir bien

  • Limita el consumo de alcohol, cafeína y otras sustancias nocivas.
  • Elimina cualquier objeto o factor que puedan suponer despertarte repentinamente, como el sonido o la vibración del teléfono móvil.
  • No comas abundantemente en las horas previas al descanso.
  • Realiza ejercicio físico, pero nunca antes de acostarte.
  • Utiliza tu dormitorio únicamente como lugar de descanso. Esto implica no trabajar en él o usarlo como zona recreativa.
  • Márcate una rutina de descanso. A veces es complicado cumplir con nuestros propios horarios de sueño, pero es importante al menos marcar unas pautas a la hora de acostarnos y despertarnos.
  • Introduce diferentes riturales antes de meterte en la cama. Por ejemplo, poner música relajante, realizar técnicas de respiración o de relajación, etc.
  • Crea un ambiente relajado en tu habitación. Elimina todos los ruidos del ambiente y mantén la estancia lo más recogida y limpia posible. El orden contribuye al bienestar mental. Además, ten en cuenta la temperatura en la misma.
  • Tu cama debe resultar cómoda para tu descanso. Esto es primordial, por lo que asegúrate de que tu colchón es el adecuado para ti.
  • No uses pantallas antes de dormir.

Aunque los remedios caseros para descansar y dormir bien suelen tener efectos muy positivos en las personas, no todas logran conciliar el sueño con ellos. Como hemos visto, los efectos de no descansar son muy perjudiciales, por lo que si tomar una solución natural para dormir no te ha funcionado, lo ideal es que acudas a un especialista.

Deja un comentario