¿Cuál es la esperanza de vida con diabetes de tipo 1 o 2?

La diabetes es una de las enfermedades no contagiosas más comunes en el mundo. En España, esta afecta a casi 6 millones de personas. Hoy en día hay muchos medios para controlarla, pero sus consecuencias afectan a la longevidad de una persona. Veamos cuál es la esperanza de vida con diabetes.

Esperanza de vida con diabetes: cuánto vive una persona con diabetes tipo 1 o 2

Sin duda, un seguimiento y control eficaz de la diabetes es la clave para que cualquier persona que la padezca pueda sobrellevarla. No obstante, estas personas tienen mucho más riesgo de sufrir ciertas complicaciones que le lleven a una muerte prematura.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica y quien la padece tiene unos niveles de glucosa en sangre muy elevados.

Esta enfermedad afecta a la manera en la que el cuerpo transforma los alimentos en energía. Como sabemos, el cuerpo se encarga de descomponer la mayor parte de los alimentos que ingerimos en azúcar (glucosa), liberándolos al torrente sanguíneo.

A su vez, el páncreas produce insulina, la hormona que posibilita que el azúcar en la sangre pase a las células del cuerpo y que este las use como energía.

Pues bien, dependiendo del tipo de diabetes que se dé, el cuerpo puede no producir la suficiente insulina o puede que no consiga emplearla de manera adecuada.

¿Qué es la diabetes?

Si esto sucede, el azúcar se acumula en el torrente sanguíneo. Con el paso del tiempo, un exceso de glucosa presente en la sangre puede provocar graves daños, por ejemplo, en los riñones, los nervios y los ojos.

Además, la diabetes también puede causar enfermedades cardiovasculares y derrames cerebrales. De ahí que la esperanza de vida con diabetes se pueda ver reducida.

Tipos de diabetes

Principalmente, se dan tres tipos de diabetes. Estos son la diabetes tipo 1, la tipo 2 y la diabetes gestacional.

Diabetes tipo 1

La conocida como diabetes tipo 1 está provocada por una reacción autoinmunitaria. Es decir, que el cuerpo se ataca a sí mismo por error.

Cuando se produce esta reacción, el cuerpo se ve imposibilitado para producir insulina.

Los síntomas de esta diabetes aparecen muy rápidamente. Entre ellos, se encuentran:

  • Orinar mucho.
  • Tener mucha hambre.
  • Tener más sed de lo normal.
  • Bajar de peso sin ser intencionado.
  • Tener la visión borrosa.
  • Tener cambios de estados de ánimo o sentirse más irritables.
  • Sentirse cansado y débil.
  • En los niños, mojar la cama cuando antes no lo hacían.

La diabetes tipo 1 antes era conocida como diabetes juvenil porque se suele diagnosticar en niños, adolescentes y adultos jóvenes. También se la denominaba diabetes insulinodependiente, pues quien la sufre necesita recibir insulina todos los días para poder sobrevivir.

Alrededor del 10% de las personas que tienen esta enfermedad, presentan la diabetes tipo 1. No es, por tanto, la más común.

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 2

Es el tipo de diabetes más frecuente, afectando a un 90-95% de las personas que tienen diabetes.

Cuando una persona sufre diabetes tipo 2 significa que su cuerpo no usa la insulina que produce su páncreas de manera adecuada, con lo cual, no es capaz de mantener unos niveles normales de azúcar en sangre.

Se trata de un proceso que va evolucionando con los años, siendo diagnosticado el problema en los adultos, aunque cada vez se presenta con mayor frecuencia en personas mucho más jóvenes.

Los síntomas no aparecen tan rápidamente como en la diabetes tipo 1, por lo que es importante realizar controles de sangre si se sabe que está en riesgo. Además, al contrario que la tipo 1, la diabetes tipo 2 sí se puede prevenir o retrasar, adquiriendo unos hábitos de vida saludable. Especialmente:

  • Realizando actividad física regular.
  • Bajando de peso si se tiene sobrepeso u obesidad.
  • Llevando una alimentación sana.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se da en mujeres embarazadas que anteriormente nunca han padecido diabetes.

Aunque controlándola, este tipo de diabetes suele desaparecer después del parto, su aparición puede provocar que el bebé presente complicaciones de salud. También aumenta las posibilidades de que madre e hijo sufran diabetes tipo 2 más adelante y de que el bebé sea obeso cuando sea un poco más mayor o adolescente.

Para poder averiguar si una mujer tiene diabetes gestacional se realiza la prueba del azúcar en el embarazo.

¿Cuál es la peor diabetes?

Si te preguntas si es peor la diabetes tipo 1 o la 2, realmente no se puede indicar cuál de las dos es más peligrosa, pues ambas son una enfermedad y como toda enfermedad tiene sus consecuencias negativas. Sobre todo si a largo plazo se mantienen unos niveles altos de glucosa en sangre de forma continuada, pues se pueden dar:

  • Trastornos óseos y de las articulaciones.
  • Neuropatías.
  • Problemas cardíacos.
  • Pie diabético.
  • Nefropatías.
  • Problemas en el aparato digestivo.
  • Problemas de visión.
  • Disfunción sexual.
  • Complicaciones en la piel.
  • Problemas en las encías y los dientes.

No obstante, cabe recordar que mientras que la diabetes tipo 1 no se puede prevenir y requiere de la administración de insulina de por vida, ya que el cuerpo no la produce, la de tipo 2 sí se puede prevenir.

Esperanza de vida con diabetes

La esperanza de vida con diabetes es menor que la de personas que no la padecen. Esto viene dado porque dichas personas pueden tener un mayor riesgo de sufrir complicaciones microvasculares y macrovasculares, conduciéndolas unas mayores probabilidades de muerte prematura.

Debido a ello, las personas que padecen esta enfermedad deben vigilar con constancia los niveles de glucosa, la presión arterial, el colesterol y el peso.

Pero veamos, para la diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2, cuál es la esperanza de vida.

Esperanza de vida con diabetes

Diabetes tipo 1: esperanza de vida

Los avances médicos de las últimas décadas han conseguido mejorar el tratamiento de la diabetes tipo 1, pero la esperanza de vida de quienes la padecen sigue siendo menor que la de la población que no la sufre.

Un estudio realizado por el Instituto Baker IDI para el Corazón y la Diabetes (Australia) determinó que la esperanza de vida de los pacientes estudiados era de 68,8 años. Eso suponía unos 12,2 años menos que la población general. Los expertos encargados del análisis señalan que los resultados se pueden aplicar al resto de países occidentales.

Además, se señala que el 60% de los años de vida que se pierden debido a la diabetes tipo 1 en varones y el 45% en las mujeres, se explica por fallecimientos acaecidos antes de llegar a los 60 años. Especialmente por enfermedades metabólicas y endocrinas entre los 10 y los 39 años, y enfermedades cardiovasculares cuando se superan los 40.

Otro estudio realizado en Suecia determinó que para las personas jóvenes que son diagnosticadas con diabetes tipo 1, su esperanza de vida es 16 años más corta que las personas que no la padecen y 10 años más corta cuando se les diagnostica con edad más avanzada.

Es decir, que cuanto antes aparezca la enfermedad, la esperanza de vida de una persona con diabetes tipo 1 puede ser menor.

Diabetes tipo 2: esperanza de vida

Las personas que padecen diabetes mellitus tipo 2 tienen una esperanza de vida de unos 6 años menos que la población que no padece la enfermedad. Además, si a la diabetes se le suma una enfermedad cardiovascular, la pérdida de años se incrementa hasta 11.

Teniendo en cuenta que la esperanza de vida en España se sitúa en 85,1 años para las mujeres y en 79,6 para los hombres, eso significa reducir su vida a los 79,1 y 73,6 años respectivamente si solo tienen diabetes, y a 74,1 y 68,6 si además tienen problemas cardiovasculares.

Y es que ese es el mayor problema de las personas con diabetes tipo 2, que una vez se controlan los factores tradicionales queda el riesgo residual, que es, principalmente, el riesgo cardiovascular.

Como indica la Sociedad Española de Diabetes, la mitad de las personas que sufren diabetes acaban falleciendo por enfermedades cardíacas, vasculares, cerebrales y periféricas.

De ahí que desde hace años se reclame la necesidad de que los colectivos profesionales especializados en la prevención cardiovascular y el control de la diabetes trabajen conjuntamente para hacer frente a esta problemática.

Diabetes tipo 2: esperanza de vida

Aumentar la longevidad con diabetes tipo 2

El primer paso para hacer frente a la enfermedad y poner de tu parte para disfrutar de la vida lo máximo posible es un diagnóstico adecuado.

Dado que los síntomas de la diabetes tipo 2 tardan en aparecer y lo hacen, en la mayoría de casos, siendo adultos, lo mejor es hacerse chequeos anuales de salud que incluyan análisis de sangre.

Si es diagnosticada la diabetes mellitus, entonces habrá que seguir el tratamiento farmacológico recetado por el profesional médico, al pie de la letra, a la vez que se van haciendo los controles periódicos que el especialista prescriba.

Pero además de esto, si padeces diabetes tipo 2, tu esperanza de vida podría incrementarse si sigues ciertos consejos clave.

  • Come sano: elimina de tu dieta el consumo de alimentos que contengan azúcares simples, como los dulces, los refrescos o los zumos. A la hora de comer carbohidratos, elige los complejos, que son los que se encuentran en las legumbres y los cereales integrales.
  • Limita el consumo de alcohol.
  • Haz ejercicio. Se deben realizar entre 150 y 300 minutos de ejercicio aeróbico moderado-intenso cada semana.
  • Baja de peso si estás por encima del adecuado.

Adicional a lo mencionado:

  • Debes realizar un seguimiento de los niveles de azúcar en sangre para poder identificar los picos y abordar la causa. Un medidor continuo de glucosa que te prescriba tu médico puede ayudarte a controlar y evaluar esos cambios.
  • Vigila el resto de enfermedades. Si padeces otro tipo de enfermedad, no dejes de seguir tu tratamiento para ella.
  • Prevención de infecciones. Las personas que sufren diabetes tipo 2, tienen una esperanza de vida menor también porque tienen mayor riesgo de desarrollar infecciones, como neumonías, gripes o infección del tracto urinario. Las complicaciones de estas puedan suponer un grave riesgo para su vida, de ahí que los diabéticos sean población de riesgo frente al Covid-19.
  • No fumes.
  • Descansa adecudamente.
  • Reduce tus niveles de estrés.

A pesar de que hay datos que señalan cuál es la esperanza de vida, tanto para las personas que padecen diabetes como las que no, nadie sabe de antemano cuánto tiempo podrá disfrutar de su vida.

Por ello, para cubrirnos ante cualquier eventualidad, existe la posibilidad de contratar un seguro de vida que dé cierta tranquilad económica. No obstante, debes saber que hay algunos de estos seguros que no cubren ciertas enfermedades, como puede ser la diabetes. Por suerte, no es el caso del seguro de vida Getlife, que sí cubre esta enfermedad.

Deja un comentario