Castración en perros: Pros y contras de su práctica

Cuando un perro llega a nuestra vida se convierte en nuestra responsabilidad. Entre las cuestiones que nos tendremos que plantear, llegado el momento, está la posibilidad de la castración del perro. ¿Conoces los beneficios y las desventajas de hacerlo? Te invitamos a descubrirlo todo sobre esta práctica.

Castración en perros: efectos positivos y negativos

Además de tener que vacunar, desparasitar y llevar a tu mascota al veterinario para chequeos rutinarios, algo que posiblemente te recomendará este profesional es la castración del perro o su esterilización.

Es normal que si se trata del primer can que hay en tu vida te surjan muchas dudas sobre esos procedimientos. Por ese motivo, a continuación podrás despejarlas.

¿Qué es la castración en el perro?

La castración en el perro consiste en una operación quirúrgica cuyo fin es extirpar los testículos a los perros machos y los ovarios, o los ovarios y el útero, en la perra hembra.

¿Qué es la castración en el perro?

En el caso de las hembras, realizar una ovariectomía (quitar únicamente los ovarios) o una ovariohisterectomía (extirpar ovarios y útero) va a depender de cada caso en concreto. Es decir, será el veterinario el que, tras haber realizado una valoración a la perra, te ayudará a tomar la mejor decisión.

En cualquier caso, la castración se realiza bajo anestesia general. 

Con la castración del perro desaparecen los comportamientos sexuales de este animal, tanto en la hembra como en el macho, además de eliminar las posibilidades de un embarazo.

Diferencias entre castración y esterilización del perro

Muchas veces se habla de castración y esterilización canina indistintamente para referirse a lo mismo, pero eso es un error.

Es cierto que hay aspectos en los que coinciden ambas prácticas, como son:

  • Se trata de cirugías.
  • Hay que efectuarlas bajo anestesia general.
  • Ambas evitan la reproducción canina.

No obstante, hay diferencias entre ellas por las que es imposible considerarlas lo mismo.

La esterilización en perros es una técnica más sencilla y menos invasiva que la castración. En ella se seccionan los conductos deferentes del perro o se ligan las trompas de Falopio de las hembras.

Otra diferencia importante es que, aunque imposibilita los embarazos, al contrario que sucede con la castración en el perro, la esterilización no afecta al equilibrio hormonal del animal.

Es decir, perros y perras siguen siendo igual de activos sexualmente: las perras seguirán teniendo el celo a pesar de la intervención y los perros esterilizados intentarán montar a las mismas.

Diferencias entre castración y esterilización del perro

¿A qué edad hay que realizar la castración del perro?

El vínculo tan fuerte que se crea entre mascotas y niños, así como los beneficios que estas aportan a la infancia, hace plantearse a muchas familias tener dos perros en lugar de solo uno. A veces de diferente sexo.

En esos casos hay que tener muy presente si se desea que estos animales se reproduzcan, teniendo en cuenta la responsabilidad que conlleva una camada de cachorros.

Si no se desea que tengan crías, entonces lo más aconsejable es la castración. Pero, ¿cuándo debe llevarse a cabo?

No hay una edad específica, pues el veterinario deberá valorar algunos factores para hacer la recomendación definitiva.

Se suele decir, de manera general, que lo ideal es hacerlo alrededor de los 6 meses de vida o, en el caso de las perras, antes del primer celo. Es en ese momento cuando mayores probabilidades hay de evitar que se desarrollen ciertas enfermedades, como los tumores mamarios.

No obstante, el profesional tendrá que realizar el chequeo pertinente para ver si es posible en cada caso. Por ejemplo, si el animal se encuentra enfermo o muy bajo de peso, podría suponer un riesgo someterlo a esa operación antes de que se recupere.

Cómo se realiza la castración en los perros

La castración canina es una de las intervenciones más rutinarias para los veterinarios. Para llevarla a cabo, hay que seguir algunos pasos previos.

Previo a la castración

  • Tras la realización de los exámenes pertinentes, el veterinario te ofrecerá la cita para la intervención.
  • El animal deberá estar en ayunas antes de la operación, lo que supone quitarle la comida unas 12 horas antes. Eso sí, es importante que se hidrate, especialmente en verano, para evitar el golpe de calor en perros.
  • Es recomendable que antes de acudir al centro, el perro dé un paseo para que haga sus necesidades.
  • Cuando se le inyecte la anestesia, se le pondrá un goteo intravenoso con control de la misma. También estará conectado al suministro de oxígeno.
  • Se preparará la zona rapándole el pelo por donde se realizará la intervención. Se procederá a desinfectar el área y se cubrirá con cobertores estériles.

Cómo se realiza la castración en los perros

Procedimiento en los perros machos

  • En los perros machos, el profesional efectuará un corte delante del escroto.
  • Luego, se desplazarán los testículos y los epidídimos, desuniendo a continuación los cordones espermáticos y los vasos sanguíneos. Así se podrán extraer los dos testículos por una única abertura.
  • Si en el macho cuelga mucho el escroto, habrá que retirar este también.
  • A veces sucede que un testículo no desciende hacia el escroto, sino que se queda en la cavidad abdominal o en la ingle. Es lo que se conoce como criptorquidia y, en esos casos, se debe elegir otro acceso.
  • Después de la intervención, el veterinario coserá la herida con cuidado y pondrá fin al aporte de anestesia.
  • El perro se quedará en observación hasta que se despierte.
  • Cuando lo haga, se le colocará un collar isabelino o vendaje abdominal para que no se lama la herida.

Procedimiento en las perras

  • En el caso de las perras hembras, se procede a abrir la pared abdominal, atravesando piel, hipodermis y músculo.
  • Luego se desunen las partes de los cuernos uterinos, las venas y arterias.
  • Se extraen los ovarios y, en algunos casos, los ovarios y el útero.
  • Luego se cose la pared abdominal en varias capas.
  • El suministro de anestesia es finalizado.
  • La perra se queda en observación hasta que se le pase el efecto de la anestesia y despierte.
  • Cuando esté despierta se le protegerán los puntos con el collar isabelino, un body especial u otro protector.

Posoperatorio de la castración canina

En ambos casos, si no hay complicaciones, los perros se van a casa el mismo día de la operación tras despertar de la misma. En nigún caso deben quedarse ese día solos en el hogar, por lo que lo ideal es que planees la operación para un día que sepas que tu mascota puede estar acompañada.

El veterinario recetará algunos medicamentos como antiinflamatorios y antibióticos, y se deberán seguir sus pautas para la administración.

Además, el animal debe reposar en un lugar tranquilo y limpio, para evitar que la herida se infecte. Los puntos son retirados, habitualmente, entre 10 y 12 días después.

Es importante que el perro no se lama la herida, por lo que no se le debe quitar el protector, sea collar isabelino u otro, y, de hacerlo, debe ser vigilado al 100%.

Durante las dos primeras semanas tras la castración, se debe llevar al perro o perra atada con correa en los paseos, para evitar que salte o juegue con otros perros y se le abra la herida.

En caso de notar hinchazón, sangrado o secreciones en la zona de la incisión, se deberá acudir de inmediato al centro veterinario. También es motivo de consulta si el perro pasa más de 12 horas sin comer tras despertar, tiene diarrea o vomita.

Posoperatorio de la castración canina

Ventajas de la castración en perros: efectos positivos

Si los profesionales veterinarios recomiendan la castración en perros, es porque sus efectos positivos, es decir, los beneficios que se obtiene de ello, son muchos.

Entre los que más destacan, están los que siguen.

  • Se trata de un método de anticoncepción seguro y permanente, ya que es irreversible.
  • Con la castración se evitan los embarazos psicológicos en las perras, situación en la que sufren mucho emocionalmente.
  • Esta intervención hace que no aparezcan los síntomas del celo, como el flujo sanguinolento.
  • En el caso de los perros machos, no se producirá lo que se conoce como «catarro prepucial», que consiste en una secreción lechosa de color amarillo.
  • Con la castración disminuyen los comportamientos agresivos derivados del instinto sexual, que se dan especialmente en los machos. Por ejemplo, las peleas entre ellos por una hembra en celo o el marcaje con orina.
  • Muchos perros se escapan de casa cuando huelen a una perra en celo. Con la castración se evitan estas huidas.
  • También desaparecen las actitudes de monta.
  • Por último, una de las grandes ventajas de la castración en el perro es que esta intervención sirve para evitar ciertas enfermedades graves. Dichas enfermedades pueden ser, entre otras, los tumores de mama o infecciones de útero en perras, y el cáncer de testículos o los problemas de próstata en los machos.

Ventajas de la castración en perros: efectos positivos

Desventajas de la castración en perros: efectos negativos

Es cierto que las ventajas que aporta la castración son muy valorables. No obstante, también es importante resaltar algunos posibles efectos adversos de esta cirugía.

  • Como se mencionaba anteriormente, la castración es una intervención irreversible. Por ello, hay que estar muy seguros antes tomar la decisión.
  • Al tratarse de una operación quirúrgica invasiva con anestesia general, conlleva los riesgos de cualquiera de ellas, pues toda cirugía implica cierto peligro. Aun así, este es un procedimiento cuya tasa de mortalidad supone poco más de un 1% y, en la mayoría de casos, esos fallecimientos se producen en operaciones de urgencia.
  • En ocasiones la castración supone sobrepeso y obesidad en el animal, pues su metabolismo cambia. No obstante, esto se puede evitar siguiendo las recomendaciones veterinarias, como un cambio en la dieta de tu mascota y actividad física regular.
  • La castración supone una intromisión en el equilibrio natural hormonal del perro. Eso puede tener consecuencias en su mente y en su cuerpo, como una alteración en la estructura capilar.
  • Esta operación puede ocasionar un aumento de posibilidades de que el animal padezca incontinencia urinaria. Sin embargo, esto puede controlarse con un tratamiento.
  • Por último, la castración en perros puede tener como efectos negativos una alteración ortopédica cuando es realizada antes de tiempo.

Desventajas de la castración en perros: efectos negativos

¿Cuál es el precio de la castración de un perro?

No es posible dar un precio para la castración en perro que sea exacto, pues este va a depender de muchos factores.

Para empezar, cada clínica ofrece sus precios, los cuales estarán establecidos en base a un rango existente en su comunidad autónoma.

Además, para conocer el precio de la castración de tu perro, también se deben tener en cuenta aspectos como:

  • El sexo y el peso del animal.
  • Los exámenes previos a la operación.
  • Los medicamentos.
  • Así como los posibles recargos derivados de alguna urgencia.

¿Cuál es el precio de la castración de un perro?

La castración de tu perro es una decisión a meditar, pero una responsabilidad. Especialmente porque reduce el número de abandonos al evitar las camadas no deseadas.

Deja un comentario