¿Qué puede comer y qué no una mujer embarazada?

Una de las decisiones más importantes que debe tomarse durante el embarazo es precisamente qué comer y qué no. El principal objetivo es preservar la salud tanto de la madre como la del bebé que va a desarrollarse dentro de su vientre en los próximos nueve meses.

Cuidar la alimentación es fundamental para evitar complicaciones innecesarias. Pero, ¿qué puede comer y qué no una mujer embarazada? Aquí te diremos cuáles son los nutrientes esenciales para el organismo y las comidas que debes restringir de tu dieta durante la gestación.

¿Qué puede comer una embarazada? Alimentos recomendados

Preocuparse por lo que se come es asunto de cualquier mujer después de saber que será madre. Se trata de comer lo que el organismo realmente necesita y no por dos, como se nos ha hecho creer desde siempre. Sigue con nosotros y te diremos qué puede comer y qué no una mujer embarazada.

Proteínas animales

Los pescados, las carnes y huevos cocidos, son una fuente de nutrientes sumamente importante, sobre todo para una mujer encinta. Ingerirlos con moderación contribuye al desarrollo del embrión.

Pero, ¿qué sucede cuando la madre es vegetariana o vegana?

Pues los profesionales recomiendan incluir en la dieta una buena porción de carnes rojas, durante los próximos nueve meses. Esto porque los niveles de hierro tienden a bajar de manera considerable, tanto que, además de añadir carnes a la dieta, deben ser suplementados con píldoras especializadas.

Grasas vegetales

Son importantísimas porque ayudan sobremanera a la construcción y desarrollo de las membranas celulares. Entre las grasas vegetales más importantes están las de aceite de oliva.

Alimentos ricos en calcio

El queso, el yogurt y la leche son alimentos ricos en calcio. Tres raciones de lácteos al día son esenciales para el desarrollo del organismo de la madre y el del embrión. Restringe la ingesta de los quesos blandos, azules o no pasteurizados, pues podrías contraer listeria.

El calcio contribuye con la formación de los huesos y dientes del bebé. Los médicos afirman que no es necesario el consumo de leche entera, ya que también puedes incluir productos lácteos “semi” o desnatada, con un nivel muy bajo de grasa, pero superior en calcio y vitaminas A y C.

Ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina esencial durante el embarazo. Previene cualquier defecto del tubo neural del neonato. Y por lo general, están en alimentos como brócoli, legumbres, espárragos y avellanas.

A pesar de encontrarlo en diferentes alimentos que están al alcance de todos, muchos profesionales de la medicina recetan pastillas que actúan como suplementos, a fin de mejorar su efectividad.

Omega 3

El omega 3 también debe formar parte de la dieta de una mujer en estado de gestación. ¿Por qué? Está científicamente comprobado que mejora sobremanera las funciones neurológicas y cognitivas del bebé.

El omega 3 proveniente de los vegetales es mejor para las embarazadas. Están en las nueces, semillas de chía, semillas de lino trituradas y aceites vegetales.

Alimentos ricos en fibra

Sí, es cierto, los alimentos ricos en fibra son esenciales en la dieta de una mujer embarazada. Y puedes encontrarlos en los guisantes, espinacas, plátanos guineos y peras. Pero también están en el arroz integral, granos integrales, avena y pan de trigo integral.

No olvides incluir las alubias negras y las alubias rojos, ya que cuentan con un importante porcentaje de fibra, indispensable para el organismo.

Pescados y mariscos

El pescado y los mariscos cocidos también constituyen una importante fuente de nutrientes. Sus propiedades permiten el desarrollo del feto, así que se recomienda comerlos entre 2 y 3 veces por semana.

Las alternativas más nutritivas son el salmón, camarones, langostinos, sardinas, atún bajo en grasa y atún blanco. Ingiere entre 8 y 12 onzas y verás los resultados favorables que tanto necesitas.

Lista de alimentos que no puede comer una embarazada

Para que el embarazo sea exitoso, debes evitar ciertos alimentos. De esta manera, reducirás daños a tu cuerpo y el mal desarrollo del embrión. Aquí algunas comidas y bebidas que no puede comer una mujer embarazada.

Cafeína y bebidas estimulantes

Por lo general, la cafeína es absorbida por el organismo rápidamente. Y el embrión no cuenta con suficientes enzimas para metabolizarla. Su consumo excesivo generaría problemas futuros al bebé y las probabilidades de que nazca bajo de peso y de padecer de diabetes y problemas del corazón son sumamente altas.

La cafeína no solo está en el café. Otras bebidas como el chocolate, refrescos, té verde y bebidas energéticas contienen grandes concentraciones de este alcaloide; al igual que jarabes para la gripe que son expendidos sin la debida prescripción médica.

Sustituye el café por infusiones de hierbabuena o de manzanilla. Si bien el sabor es completamente distinto, los beneficios pueden ser enormes.

Hígado

El hígado es un alimento rico en vitamina A. Pero su consumo excesivo durante los primeros meses de gestación podría ocasionar defectos permanentes en el embrión.

Ahora, no tendrás ningún inconveniente si el consumo de vitamina A proviene de los vegetales que contienen niveles altos de betacarotenol como la zanahoria, calabaza y albaricoque.

El betacarotenol es transformado de forma prudente en vitamina A, a medida que el organismo de la mujer embarazada lo requiera.

Alimentos altos en grasa

Los alimentos en grandes cantidades de grasa son mucho más difíciles de digerir. Pero la digestión es mucho más complicada cuando una mujer está embarazada, ya que produce mayor cantidad de hormonas.

¿Recomendación? Consumir una mayor cantidad de alimentos al día, pero con dosis muy reducidas de grasas malas.

Verduras y ensaladas crudas

Evita o reduce el consumo de ensaladas o verduras crudas, ya que también existe el riesgo de contraer toxoplasmosis. Pero si aun así decides dar una probada, lo más recomendable es lavarlas muy bien y hacerlas en casa.

Trata de no comer ensaladas en la calle, pues no sabes cómo ha sido el procedimiento para higienizar los ingredientes utilizados en su elaboración.

Alimentos prohibidos para embarazadas

Si los alimentos que hemos mencionado en el punto anterior debes reducirlos y preferiblemente eliminarlos durante el embarazo. Los alimentos que te contamos a continuación deben ser completamente erradicados de tu dieta durante el embarazo.

Carnes crudas o poco cocinadas

Sobre qué puede comer y qué no una mujer embarazada, pero sobre todo en este último punto, podemos decir que las carnes crudas o poco cocidas son de los alimentos prohibidos durante la gestación. Consumirlas incrementa el riesgo de contraer toxoplasmosis.

La toxoplasmosis es una infección producida por un parásito de la carne, la cual causa trastornos graves como la epilepsia, ceguera o retraso mental en el pequeño.

Pero además está presente en el agua no tratada, en leche de cabra no pasteurizada y en las heces de los gatos que por alguna razón entra en contacto con el organismo del ser humano.

Se recomienda cocinar muy bien la carne y evitar las zonas rosadas o poco ensangrentadas, a fin de mantener la salud del bebé, aun cuando se desarrolla dentro del vientre.

¿Qué pescado no puede comer una embarazada?

Mariscos crudos

Si bien los mariscos deben formar parte de la dieta de una mujer embarazada, lo mejor es comerlos bien cocidos. Evita ingerirlos crudos o semi crudos, ya que podrían generar bacterias o intoxicarte.

Pescados azules

El pescado es fundamental para el desarrollo del embrión, pero jamás debes consumir aquellos que contengan exceso de mercurio. De lo contrario, estarías poniendo en riesgo la salud del feto.

Los pescados conocidos por su alto nivel de mercurio son pez espada, lucio, cazón, atún rojo y caballa real. El metal que integra su organismo en dosis peligrosas afecta sobremanera las neuronas.

Estos pescados prohibidos también contienen bilefinos policlorados y dioxinas cancerígenas, lo que realmente haría mella en la salud del feto y hasta en la de la misma madre.

¿Qué quesos no puede comer una embarazada?

Existe una gran variedad de quesos que si se podrían consumir estando embarazada. Sin embargo, debemos eliminar la ingesta de quesos no pasteurizados, es decir, que estén hechos con leche cruda. El proceso de pasteurización de la leche provoca que algunas bacterias no proliferen en los alimentos lácteos, una de ellas es la listeria monocytogenes que provoca la listeriosis.

Los quesos que deberás eliminar de tu dieta si estas embarazada son quesos blandos madurados como son el camembert o el brie, el queso parmesano, los quesos azules como el gorgonzola, azul o el roquefort y los quesos frescos y de Burgos que se hayan hecho con leche cruda.

Alimentos procesados

Los alimentos procesados son sinónimo de alimentos prohibidos para una embarazada. Aportan muy pocos nutrientes al organismo, aunque por su naturaleza son mucho más cómodos, sobre todo cuando el tiempo juega en contra.

Además, contienen niveles de calorías, azúcares, sal y grasas que muy poco ayudan al desarrollo del feto.

Los alimentos procesados muy calóricos deben ser retirados por completos de la dieta. Sustitúyelos por comidas ricas en nutrientes, que incluyan hortalizas, legumbres, frutos secos, frutas y semillas; sobre todo porque las mujeres en gestación los necesitan en abundancia.

Alcohol

¿Alcohol? Ni en sueños está permitida su ingesta en el embarazo. Hacerlo podría aumentar el riesgo de muerte fetal o de aborto. Solo una pequeña dosis podría afectar severamente al niño que llevas en el vientre y a su desarrollo cerebral.

Beber alcohol durante la gestación produciría lo que comúnmente se le conoce como alcoholismo fetal. Las implicaciones son bárbaras y ocasionan defectos en el corazón, retrasos mentales y hasta en deformaciones en la cara.

Germinados

¿Alguna vez has escuchado hablar de la salmonela? Es una bacteria deriva de algunos germinados como los de alfalfa y soja. Lo peor es que no está garantizada su erradicación después de lavarse. Esto quiere decir que debes retirarlo completamente de tu dieta, sobre todo cuando no están cocidas.

Hábitos saludables que debes considerar durante el embarazo

Ahora que sabes qué puede comer y qué no una mujer embarazada, además de los alimentos prohibidos que impiden el desarrollo del feto, te diremos cuáles son los hábitos que debes considerar para que la gestación sea bastante exitosa.

Deporte hábito saludable embarazadas

Hacer ejercicio

Es recomendable añadir a la alimentación saludable una buena dosis de ejercicio. Por su puesto, no hay que exagerar con la actividad física, pero lo ideal es reducir el sedentarismo.

Hacer esto de forma regular mejora la salud del organismo y asegura una recuperación mucho más rápida de la mujer, luego de dar a luz.

Hidrata el organismo

El uso de cremas hidratantes y la ingesta de hasta 12 vasos con agua por día ayudan a la piel, sobre todo al momento de estirarse para adaptarse al tamaño del útero.

Consume calidad y no cantidad

Esta es la clave para el desarrollo eficaz del embrión. Recuerda que hay nutrientes como el calcio, hierro, ácido fólico, vitamina D, vitamina C y omega 3 que resultan esenciales para el feto.

Es por esta razón que se recomienda el consumo de hasta 6 porciones por día de frutas, verduras y legumbres. Los platos multicolores son especiales para el sano crecimiento del bebé en el vientre.

Mientras más coloridas y variadas sean las frutas, mayor cantidad de nutrientes aportarás al organismo. No está permitido “comer por dos” o comer más de lo que se necesita.

Deja un comentario