Percentil del bebe: Tabla de crecimiento

Los padres primerizos suelen encontrarse con muchísimos términos desconocidos de los cuales quizás hayan escuchado hablar, pero desconozcan su significado. Uno de esos conceptos puede ser el percentil del bebé. Veamos en qué consiste y cómo se calcula.

Percentil del bebé, indicativo de su crecimiento

Que tu hijo gane peso y estatura es señal de que se desarrolla adecuadamente conforme a su edad y sexo. Sin embargo, para comprobar que todo está correcto, el pediatra analizará ciertos parámetros.

Esos parámetros están regidos por las curvas de crecimiento, recogidos en unas tablas. Los mismos, serán interpretados en función de unos valores o percentiles, como puede ser el percentil del peso del bebé o de la talla.

¿Cómo sé si mi bebé está creciendo bien?

Es muy normal que, al acudir con tu bebé a la consulta del pediatra, comiences a plantear todas las dudas que te surjan: ¿Está cogiendo suficiente peso? ¿Su tamaño es el normal?

Las respuestas a estas dudas se van a encontrar en lo que se conoce como curvas de desarrollo y percentiles del bebé, recogidos en las tablas de crecimiento.

Aun así, antes de adentrarnos en el aspecto del percentil, veamos algunas consideraciones importantes sobre el peso y la talla de los bebés al nacer.

Las características de talla y peso de los recién nacidos están condicionados por muchos factores, como son la genética, la alimentación de la madre durante el embarazo, la evolución del periodo de gestación, etc.

¿Cómo sé si mi bebé está creciendo bien?

Normalmente, un recién nacido tras 40 semanas de gestación suele tener, de media, un peso de 3-4 kilos y una talla de entre 48-52 cm, aunque las niñas suelen ser más pequeñas que los varones.

Durante los primeros días de vida, el bebé pierde un 10% del peso, pero a partir del octavo o décimo día se recupera y comienza a aumentar.

De esa manera, en los primeros cuatro meses, tu hijo puede engordar de media entre 800 y 1.000 gramos al mes. Luego, a partir del quinto mes de nacer, ya suele pesar el doble que cuando llegó al mundo, y al cumplir un año, tres veces más que ese momento.

Y aun con todo esto, debes saber que si tu bebé nace un peso bajo, inferior a 2,5 kg, en la mayoría de los casos se va a producir una recuperación de crecimiento. Sobre todo, durante los 6 primeros meses de vida.

¿Qué es el percentil de un bebé?

El percentil de un bebé es un valor que recoge ciertos parámetros de crecimiento de los niños, basándose en cuatro elementos:

  • El peso del bebé.
  • La talla.
  • El perímetro craneal.
  • La grasa corporal.

Con ellos, los pediatras pueden describir las medidas de tu hijo en relación con la normalidad. Para eso, los percentiles infantiles están siempre relacionados con el sexo del bebé, su edad y teniendo en cuenta la media.

Hay unos percentiles estándar que agrupan todas las medidas normales. Dichos percentiles abarcan desde el 3 al 97, pautándose el percentil 50 como la media.

¿Qué es el percentil de un bebé?

¿Cómo son las tablas de percentiles del bebé?

En nuestro país, el Sistema Público de Salud emplea las curvas y tablas de crecimiento elaboradas por el Instituto de Investigación sobre Crecimiento y Desarrollo de la Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre.

Además, están los percentiles de crecimiento de la OMS.

Dichas tablas están divididas en curvas de crecimiento para menores de 0 a 2 años y para los de 2 a 14 años. Además, son diferentes para niños y para niñas.

En la gráfica de percentiles hay varias líneas, cada una asociada a un número de los que siguen: 3, 10, 25, 50, 75, 90, 97.

La curva central se suele representar más gruesa e indica el percentil 50 o media.

¿Cómo son las tablas de percentiles del bebé?

Cómo calcular el percentil del bebé

Imaginemos que se desea conocer el percentil de peso del bebé. Los pasos para calcularlo, serían los siguientes:

  • Se busca la edad en el eje horizontal de la gráfica y se traza una línea vertical desde el punto exacto.
  • Luego, se busca el peso en el eje vertical y se dibuja una línea horizontal.
  • Las dos rectas se cruzarán sobre alguna de las líneas de percentiles de dicho gráfico y ese será el percentil del peso del bebé.
  • Si, por ejemplo, el percentil es 25, se dirá que, en comparación con 100 bebés normales de su misma edad y sexo, 25 pesarían igual o menos y 75 más que él.

A la hora de calcular el percentil del bebé, el procedimiento es el mismo tanto en el uso de las gráficas de peso como en el de la talla.

Debes tener en cuenta que la variación de un percentil a otro con el tiempo es algo que debe ser interpretado por un pediatra para averiguar las razones, puesto que lo normal es que el bebé se mantenga en el mismo percentil.

Sin embargo, lo importante siempre será que, a pesar de eso, la curva de crecimiento sea regular y estable en el tiempo. Si es así, no tiene por qué haber ningún problema.

Cómo calcular el percentil del bebé

¿Cuál es el percentil normal de un bebé?

Todos los bebés son considerados normales cuando están entre los percentiles 3 y 97.

No obstante, se suele decir la media es el percentil 50.

Bebé con percentil 50

Si, por ejemplo, el percentil de peso de tu bebé es de 50, significa que tu hijo pesa lo mismo que otros 50 bebés de su mismo sexo y edad, ya que siempre se toma una muestra de 100 bebés.

No obstante, que el percentil sea más bajo o más alto que 50 no debe ser un problema preocupante en lo que se refiere a la salud del niño, puesto que puede deberse simplemente a su constitución física.

Bebé con percentil 25

El peso o la talla del bebé está ligeramente por debajo de la media.

No es preocupante, ya que lo importante es que la curva del bebé se mantenga constante en los próximos registros.

Un bebé con percentil 10

Un percentil de bebé 10 señala que el peso o la talla de tu hijo está por debajo de la media, pero eso no tiene por qué ser algo malo, simplemente, algo relacionado con su constitución física. Seguramente su crecimiento sea normal.

Percentil 3 en bebé

También es muy probable que el desarrollo del bebé sea normal, pues entra dentro de los límites.

No obstante, el pediatra estudiará con más detenimiento la curva de peso o longitud para saber si se trata de algo pasajero o es necesario descartar algún problema.

¿Cuál es el percentil normal de un bebé?

Bebé con percentil 75

El peso o la talla del niño o niña es algo superior a la media estadística en función de la población de su mismo sexo y edad.

Percentil 90 en bebés

El peso y longitud del bebé es superior a la media. Cuando este es el percentil de peso del bebé, no tiene por qué tratarse de obesidad, ya que habrá que tener en cuenta su talla también.

Bebé con percentil 97

Si tu hijo se encuentra en el percentil 97 significa que está en el límite máximo de peso y altura normal.

Eso sí, cuando los percentiles están por debajo de 3 o por encima de 97, deben ser estudiados más de cerca por los pediatras.

Factores que influyen en el crecimiento de un bebé

Hay muchos factores que influyen en el crecimiento de tu hijo. Entre los más importantes están:

  • Los nutricionales. La alimentación equilibrada favorece el desarrollo óptimo del potencial genético de un bebé. Por ello, los expertos recomiendan la lactancia materna durante, al menos, los seis primeros meses de vida.
  • Factores hereditarios. El tamaño final que alcance tu hijo va a depender también de sus genes. Si no concurren factores externos que lo imposibiliten, el niño va a crecer lo que le permita su potencial genético.
  • Ejercicio. La estimulación de los bebés le ayudará a tonificar sus músculos, a la vez que oxigena los tejidos. Eso favorece su crecimiento.
  • Condiciones sanitarias. La detección precoz de enfermedades, las vacunas, los fármacos, el poder corregir alteraciones hormonales, etc., así como los controles médicos, pueden evitar contratiempos que afecten al crecimiento de tu bebé.
  • Afectividad. Ha sido demostrado que aquellos niños que han pasado por carencias afectivas, como el maltrato, la desatención en casa o el abandono, crecen menos que otros niños de la misma edad. Esto se debe a que al estar sometidos a ansiedad o estrés, segregan mucha somatostina, una hormona que inhibe la liberación de la importante hormona del crecimiento.
  • El descanso. Y hablando de la hormona del crecimiento, el descanso nocturno es imprescindible para un buen desarrollo. El motivo es que entre el 70-80% de dicha hormona es secretada mientras dormimos.

Factores que influyen en el crecimiento de un bebé

Desarrollo armónico del bebé

Aquellos bebés que son muy altos o gordos se situarán por encima del percentil 97. Por su parte, los que extremadamente bajos o delgados se situarán por debajo del percentil 3.

Lo fundamental no será que tu hijo tenga un percentil alto, sino crecer y ganar peso de manera regular alrededor de un mismo percentil.

Cuando eso sucede así, se dice que el niño tiene un desarrollo armónico. Es decir, si el crecimiento de tu hijo es continuo, aunque corresponda al percentil 3, significa que es un crecimiento normal.

Sin embargo, una alteración o pérdida progresiva de percentiles es una alerta sobre algún problema.

Cuestiones importantes al calcular el percentil del bebé

Como se mencionaba al principio, es normal que, como madres y padres, exista una preocupación latente sobre el desarrollo de vuestro bebé.

No obstante, hay ciertas cuestiones esenciales que no debéis perder de vista en lo que a calcular el percentil de talla o peso del bebé se refiere:

  • Si se quiere seguir la evolución de crecimiento de un bebé, lo más crucial es no obsesionarse. Pesar al recién nacido todos los días no tiene sentido y puede generar ansiedad y muchas inseguridades. Debe ser un pediatra o enfermera quien realice un seguimiento periódico del bebé.
  • Cada niño y niña tiene su propio ritmo de crecimiento y de constitución. Lo importante es que se mantenga en el mismo percentil y, que si no lo hace, no haya un cambio muy brusco.
  • El peso y la talla deben estar correlacionados. Eso significa que el bebé debería estar en el mismo percentil o similar tanto para talla como para peso.
  • Por último, cabe destacar que en los nacidos que han tenido algún problema de crecimiento durante el embarazo, en los prematuros, en los gemelos o mellizos o en gestaciones con alteraciones, no se pueden aplicar las mismas tablas de crecimiento que para bebés con crecimiento normal. La razón es que en los casos mencionados, los primeros meses de vida su desarrollo será más lento. A partir de los dos años se engancharán a un crecimiento habitual.

Deja un comentario