¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

Alrededor del 70% de los fumadores han manifestado alguna vez su intención de dejar de fumar, bien sea a medio o a largo plazo. Sin embargo, la mayoría no están preparados o simplemente no saben cómo dejar de fumar. Aquí encontraréis algunos consejos útiles para tomar la decisión definitiva e iniciar el proceso. Y, ¿por qué no elegir el Día Mundial Sin Tabaco para ello?

Cómo dejar de fumar y por qué deberías hacerlo

Seguramente, muchos fumadores habrán escuchado eso de que es fácil dejar de fumar si sabes cómo. Se podría decir que esto es verdad, puesto que lo que realmente es complicado es tomar la firme determinación de querer abandonar el hábito.

No obstante, motivos para dejarlo hay muchos y métodos para lograrlo, también.

¿Por qué es difícil dejar de fumar para algunas personas?

Son bastantes los exfumadores que consideran que abandonar el tabaco ha sido lo más difícil que han hecho en su vida. Aun así, lo consiguieron, por lo que si te encuentras en el inicio del proceso o te lo estás planteando, nunca debes pensar que no lo vas a lograr.

Sin embargo, ¿por qué es tan difícil dejar de fumar para algunas personas?

Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, la principal razón es por la nicotina. Esta es una sustancia química que se encuentra en los cigarros y que produce adicción. Esa es la clave: la adicción.

El cuerpo se va acostumbrando a la nicotina y cuanto más se fuma, más se necesita para sentirse bien. Si el cuerpo deja de recibirla, la persona entrará en un síndrome de abstinencia, en el cual se sentirá muy incómodo y tendrá la necesidad constante de fumar.

¿Por qué es difícil dejar de fumar para algunas personas?

Manejar los síntomas de abstinencia lleva tiempo, pero al menos los síntomas físicos desaparecen después de unos días o una semana. No es el caso de los antojos, que pueden durar más tiempo.

En ese caso, lo mejor es descubrir los desencadenantes de esa necesidad imperiosa de fumar (juntarse con un círculo social fumador, ir frecuentemente a lugares en los que se permita fumar…). Una vez descubiertos, intenta limitarlos durante un tiempo.

Motivos para dejar de fumar

Sin duda, para encontrar la respuesta a cómo dejar de fumar, lo primero es entender y aceptar los motivos por lo que esto es una sabia decisión. Aquí van algunas respuestas.

Mejora la salud

Esta es una de las razones principales por las que las personas deciden dejar de fumar. Y es que la salud y el aspecto mejoran considerablemente una vez se deja el tabaco, además de reducirse el riesgo de padecer ciertas enfermedades:

  • Podrás respirar más fácil y toserás menos.
  • Habrá menos riesgos de sufrir cáncer, enfermedades cardiacas, cataratas, infartos o accidentes cardiovasculares.
  • La presión arterial de tu cuerpo disminuirá.
  • Tu piel se verá más saludable y joven.
  • Tendrás menos propensión a pasar por resfriados o gripes, además de poder recuperarte más fácilmente si enfermas.
  • Tus dientes y uñas no se mancharán.

Mejorará tu vida familiar y social

Además de los motivos de salud, hay otras razones importantes por las que es buena idea abandonar el tabaco.

  • Serás ejemplo para hijos y conocidos, pues es cierto que es fácil dejar de fumar si sabes cómo, pero requiere de mucha fortaleza.
  • Protegerás a tus amigos, familia y mascotas del humo del tabaco, favoreciendo también su buena salud.
  • Tus conocidos se sentirán orgullosos de ti.
  • Tendrás más energía y te sentirás más saludables para compartir momentos especiales y actividades con tu familia y amigos.

Motivos para dejar de fumar

Mejorará tu estilo de vida

Tu estilo de vida también se verá favorecido si dejas el cigarro.

  • Tendrás más dinero para gastar en lo que te apetezca.
  • La comida te sabrá mejor.
  • La ropa no olerá a cigarro.
  • Mejorará tu olfato y tu gusto, disfrutando más de los sabores de tus comidas favoritas así como el olor de las flores y otras cosas.
  • Tu entorno no olerá a tabaco.
  • Pasarás más tiempo con tu familia y amigos en lugar de fumando a solas si ellos no lo hacían.
  • Dejarás de preocuparte por la abstinencia en un tiempo o por buscar siempre sitios donde permitan fumar.

Conocidos los motivos, el primer paso para dejar de fumar tras tomar la decisión es hacer una lista de las razones que más te interesan y tenerla muy presente. Concretamente en el mismo lugar donde solías guardar tu caja de tabaco.

Así, cuando sientas la necesidad de encender un cigarro, podrás mirarla y recordar por qué has tomado esa determinación.

Cómo dejar de fumar: consejos

Si te preguntas cómo dejar de fumar, debes saber que hay muchas consideraciones que puedes tener en cuenta.

Infórmate

Quizás ya intentaste dejar el tabaco en el pasado, pero no lo lograste. Lo primero que debes tener en cuenta es no considerar esto como un fracaso, sino como un aprendizaje.

Puede que los síntomas de abstinencia pudieran contigo o simplemente intentaste dejarlo sin más, sin seguir pautas o sin mucha convicción.

Ahora todo eso ya no te pillará de nuevas, pero tanto si es tu primer intento como si no, lo ideal es que te informes. No solo sobre los métodos existentes, productos, terapias, etc. También sobre los síntomas a los que te puedes llegar a enfrentar, por ejemplo:

  • Deseo intenso a nicotina.
  • Dificultad para concentrarte.
  • Ansiedad, frustración, tensión.
  • Dolores de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Problemas para conciliar el sueño.
  • Incremento del apetito y del peso. Algunas personas acaban padeciendo obesidad, pero esto no tiene por qué sucederte si tomas hábitos de vida saludable.

Cómo dejar de fumar: consejos

Pon una fecha… o no

Puedes establecer una fecha en la cual definitivamente dejes de fumar. Hasta ese entonces es decisión tuya seguir con el mismo volumen de cigarrillos o irlo disminuyendo poco a poco, siendo esta segunda opción la aconsejada por los expertos.

Por supuesto, también tienes la opción de dejar de fumar ya. En ese caso deshazte inmediatamente de todas las cajas de cigarros que tengas para evitar el arrepentimiento.

Si has decidido establecer una fecha, quita los cigarros de tu alcance a última hora del día anterior. Además, limpia y lava todas aquellas prendas que huelan a humo.

Y si no sabes qué fecha poner para dejarlo, te hacemos una propuesta: el 31 de mayo, Día Mundial Sin Tabaco.

Busca apoyo en tu círculo cercano

Pide a tu familia y amigos que te apoyen, aunque ellos también sean fumadores.

Solicítales que no lo hagan delante de ti y que tengan paciencia contigo si muestras algunos síntomas de abstinencia que les puedan perjudicar.

Cambia los planes

Piensa en lo que vas a hacer ahora en sustitución a los momentos en los que antes fumabas. Encuentra ciertas actividades que ocupen tus manos y tu mente, pero que no sean agotadoras.

Además, donde antes había una caja de cigarros, coloca ahora algunos caramelos, por ejemplo.

Cambia tu estilo de vida

Otro de los métodos que te ayudarán a dejar de fumar es cambiar tu estilo de vida: come a horas diferentes, siéntate en otra silla que no sea la que usabas para tomar café y fumar, haz más ejercicio, camina más…

Ponte pequeñas metas

Otro de los consejos sobre cómo dejar de fumar es establecer pequeñas metas a corto plazo y premiarte cuando las alcances.

Por ejemplo, empieza con una semana sin tabaco, luego un mes… A la vez, ve poniendo en una hucha el dinero que te habrías ido gastando ese tiempo en cigarros y gástalo en algo que te haga ilusión.

Apúntate a un programa para dejar de fumar

Hay asociaciones, como la Asociación Española Contra el Cáncer, hospitales, centros municipales de salud comunitarios, etc. que ofrecen este tipo de programas de ayuda para dejar de fumar. Si te apuntas, contarás con apoyo profesional para ello.

Apúntate a un programa para dejar de fumar

Solicita ayuda médica

Hay ciertos medicamentos que pueden ayudarte a dejar el tabaco, pues favorecen el reducir las ansias de nicotina y los síntomas de abstinencia.

No obstante estos requieren receta médica, por lo que deberás acudir a una consulta para que el facultativo te los prescriba.

Productos y métodos para dejar de fumar

Además de los consejos mencionados, hay ciertos productos y métodos que puedes tomar en cuenta si quieres saber cómo dejar de fumar.

Cigarrillos electrónicos

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha aprobado los cigarrillos electrónicos y dispositivos similares como método contra el tabaquismo, muchas personas los emplean para comenzar a dejar de fumar.

No obstante, los riesgos para la salud siguen estando presente, por lo que es esencial descontinuar tan pronto como sea posible también este uso.

Pastillas con nicotina

La FDA ha determinado que las grageas que contienen nicotina son un tipo de tabaco oral. Es cierto que ayudan a quitar el hábito de coger el cigarro, pero siguen siendo perjudiciales.

Además de las pastillas, hoy en día se comercializan parches, chicles, bebidas, bálsamos labiales y más elementos que se venden como productos para dejar de fumar. Sin embargo, ninguno de ellas ha sido aprobado por la FDA.

Productos disuasivos del tabaco

Hay productos que se adquieren sin receta que cambian el sabor del tabaco. Es cierto que no hay evidencia científica que dictamine que se trata de un método eficaz, pero puede ser de gran ayuda.

Acupuntura

Muchas personas optan por terapias naturales, como la acupuntura, para abandonar el hábito de fumar.

Usualmente para este caso se aplica en ciertas partes de las orejas.

Terapia por láser frío

Se suele relacionar con la acupuntura, pues se usan rayos fríos de láser en lugar de agujas.

Productos y métodos para dejar de fumar

Hipnosis

Los métodos de hipnosis controlada por un terapeuta profesional con licencia para realizarlos pueden ser efectivos para muchas personas en caso de querer dejar de fumar.

Prácticas de mente-cuerpo

Tanto en los programas para dejar de fumar como por elección libre, se suele incluir o aconsejar la práctica de meditación, yoga y conciencia plena para abandonar el tabaco.

Con ello se comienza por reducir ciertos síntomas de la abstinencia, además de favorecer un mejor estilo de vida.

Hierbas y suplementos

También hay productos homeopáticos y suplementos de hierbas que son aconsejados para ayudar a dejar el tabaco.

Día Mundial Sin Tabaco

Como mencionábamos antes, poner una fecha tope es uno de los pasos a conocer en el proceso sobre cómo dejar de fumar. Por ello, os proponíamos el Día Mundial Sin tabaco.

Este se celebra desde 1987 cada 31 de mayo, instaurado por la OMS. Con esta celebración, se pretente informar a la sociedad de los peligros que supone este hábito.

Día Mundial Sin Tabaco

El consumo de tabaco es considerado como la principal epidemia capaz de prevenirse a la que se enfrenta la comunidad sanitaria. Por ello, esta fecha también se aprovecha para:

  • Dar a conocer las prácticas comerciales que llevan a cabo las tabacaleras para atraer consumidores.
  • Las actividades que realiza la OMS para el control del tabaco y fomentar el fin de su consumo.

Si lo estás pensando, no lo hagas más. ¡Sí, este es el momento para dejar de fumar!

Deja un comentario